Your avatar

Secret places

@secretplaces

53

followers

9

following

  • Posts
    2
Post image : El Gran Cañón de Gran Canaria

El Gran Cañón de Gran Canaria

Hay paisajes que enamoran y uno de los más impresionantes en el sur de esta isla afortunada es el del Barranco de Fataga, conocido como el pequeño Gran Cañón grancanario. 
En la ruta a lo largo de este barranco, siguiendo la carretera GC-60, se encuentran miradores, pueblos auténticos y el cementerio aborigen más grande de toda la isla.  La primera parada es el Mirador de la Degollada de la Yegua, situada en el Macizo de Amurga y cuyas vistas panorámicas son las que se pueden apreciar en la imagen. Un mirador 360º desde donde se puede ver la Montañeta Redonda, los Llanos de la Cogolla, el pueblo de Fataga o incluso, las dunas de la playa de Maspalomas en el horizonte. 
A continuación, se encuentra el imponente Valle de las Mil Palmeras, un rincón repleto de un sinfín de estos ejemplares endémicos llamados Phoenix Canariensis. Destaca el contraste entre lo aparentemente desértico que es el paisaje y la presencia de distintos tipos de vegetación. A pesar de la escasa lluvia, en determinadas épocas del año se aprecian zonas bastante verdes, y no solo por las palmeras. 
A pocos metros del palmeral yace la Necrópolis de Arteara, el cementerio aborigen más grande de Gran Canaria, con más de 800 tumbas y el cual se puede recorrer a través de una pequeña ruta circular que comienza en el Centro de Interpretación.
Por último, en el regazo del Gran Cañón grancanario se encuentra el pintoresco y cuidado pueblo de Fataga, con sus acogedoras casas de arquitectura tradicional canaria y sus calles empedradas. 

Your avatar
Created 9 months ago
Post image : Un lugar sagrado entre rocas y oleaje

Un lugar sagrado entre rocas y oleaje

La ermita de Santa Justa, que da nombre a la playa que tiene justo en frente, se encuentra en la localidad de Ubiarco, perteneciente al municipio de Santillana del Mar, en Cantabria. Es una pequeña ermita que fue construida aprovechando las naturales y sinuosas formas del acantilado, de manera que se adentra entre las rocas, protegiéndose así del salvaje oleaje que choca contra sus paredes cuando el mar está revuelto o hay pleamar. 
Esta construcción data del siglo XVI y se convirtió en foco de peregrinación de la región. El motivo por el cual fue edificada en una cavidad natural se desconoce, pero se cree que probablemente tuviera relación con los pescadores de la zona, quienes pudieron haberla construido tras haber consagrado el lugar por unas reliquias de Santa Justa y Rufina. 
La belleza de este paisaje no recae solo sobre la curiosa ubicación de esta pequeña capilla, sino también sobre el sendero para llegar hasta ella, que discurre entre rocas, pasto, arena, vacas y el mar. Además, encima de la ermita y, sobre el acantilado, se encuentra también, custodiándola, la Torre de San Telmo, desde donde hay unas vistas panorámicas sin igual.
Curiosidad: solo es posible visitar la ermita de Santa Justa el 19 de julio, día en el que se celebra una romería que llega hasta el mismísimo altar de la ermita, lugar donde se realiza una pequeña misa en honor a Santa Justa. 

Your avatar
Created 9 months ago