Lugares llenos de Misterios en Venezuela IV

Un edificio de piedra que tiene una pared de roca.

Cementerio General del Sur

Fundado en 1876, el Cementerio General del Sur es el camposanto más grande de Caracas. En él fueron sepultadas célebres personalidades del país, como los pintores Armando Reverón y Martín Tovar y Tovar, los poetas Juan Antonio Pérez Bonalde, Andrés Eloy Blanco y Aquiles Nazoa y varios ex Presidentes de la nación. Lamentablemente, la belleza de muchas de sus tumbas, esculturas, mausoleos y panteones, verdaderas obras de arte, han quedado aisladas de la ciudadanía debido al caos que protagoniza esta necrópolis caraqueña.

Pese a que se han tomado algunas acciones en materia de seguridad, el Cementerio del Sur no sólo ha sido víctima de un enorme descuido en términos de mantenimiento, sino que también ha quedado convertido en una cuna de delincuentes, y en un lugar altamente atractivo para grupos que realizan ritos de magia negra, brujería y rituales satánicos. El crecimiento descontrolado de la maleza, tumbas profanadas y osamentas expuestas son sólo algunas de las señales de que en este camposanto todo reina menos la paz.

Son innumerables los mitos que nacieron en este cementerio. Especialmente, están los personajes que se han convertido en objeto de pleitesía, para bien o para mal. Ejemplo de ello es la tumba de Ismael Sánchez, un delincuente presuntamente asesinado por la policía en los años 70. En torno a él se ha desarrollado una historia muy parecida a la de Robin Hood, que, entre realidad y fantasía, lo convirtió en el santo más importante de la “Corte Malandra”. Ante su figura de 80 centímetros, que lo representa con lentes de sol y un revólver en la cintura, acuden cientos de personas a pedirle favores. Entre alcohol y tabaco, algunos rezan para que sus seres queridos salgan de la cárcel o se alejen del crimen, mientras otros sencillamente piden protección a la hora de cometer un delito.

En la oscuridad de la noche, misteriosas bandas merodean por el lugar con picos y palas para violar las criptas y así extraer huesos y calaveras –los de los niños son los más valorados-, que luego utilizarán para traficarlos para su uso en prácticas ocultas. Según atestigua parte del propio personal de esta necrópolis, hay incluso evidencias de casos de violaciones y de necrofilia, además de todo tipo de actos macabros.

El estado cada vez más caótico y siniestro del lugar ha ahuyentado a los familiares de los difuntos allí enterrados. La celebración de rituales de magia negra que se efectúan con el objetivo de lanzar maldiciones en contra de los enemigos ha creado un aura terrorífica en un territorio que debió estar destinado al descanso eterno.

You may also like

Discussion

No comments yet... Be the first to leave a reply! Login here

avatar
RossyMRM
13 Karma
305 Posts

Me gusta la Tecnología, Tengo sueños por cumplir y no dejo de trabajar en ellos.

Made with by Mamby