Desde este lunes todos los establecimientos de España tendrán que ofrecer agua del grifo a los clientes como alternativa al agua embotellada.