Y eso que aún es lunes…