Respiras profundamente, mueves el cuello y notas como los huesos de tu columna se recolocan y hacen crec. Te duele la cabeza. Inspiras con fuerzas, se te llena el pecho. Pero no del todo, se queda a m...