me encantó esta frase! cuanta verdad!...