Uno de los faros más espectaculares, el de Pridrangar en Islandia