Una tartita de queso con helado siempre entra bien