Un ensayo realizado en ratones indica que la proteína amiloide producida en el hígado puede causar neurodegeneración en el cerebro.