Hay otra forma de medir el impacto del COVID-19. Otra a mayores del número de enfermos y fallecidos, ERTE tramitados, millones de euros en pérdidas económicas...