En silencio, nadie responde. Pero aún oigo tu voz. Si vinieras a abrazarme. Si tan sólo hubieras venido. Las lágrimas fluyen. Lo siento, llego tarde otra vez. Déjalos caer. Lo siento, llego tarde otra...