Ice Poseidon reconoció haberse quedado con el dinero de sus inversores disponible en el pool de liquidez de CxCoin, su propia criptomoneda.