Así lo han revelado nuevos datos desclasificados por Estados Unidos, convirtiendo esta roca espacial en el primer visitante interestelar conocido.