Un intento de cielos con IA