El país norteamericano acude el lunes a las urnas en unos comicios convocados dos años antes del fin de mandato del primer ministro y con los conservadores en empate técnico