El Consejo de Ministros ha dado luz verde a la reforma laboral, que pone el foco en el freno a la temporalidad.