Todas las monedas británicas juntas crean un escudo