Analizamos la portada de la revista Thermomix por su 50 aniversario y las razones por las que puede considerarse sexista