El documental de Peter Jackson es un fabuloso archivo sonoro de todas las canciones con las que los Beatles jugaron para dar forma a su último disco, Let it be.