Nuestra gatita Cloud llegó un día inesperadamente, prácticamente nos llamó a la puerta como quien dice. Una vecina la encontró en la calle muy delgadita, llorando y nos la trajo, sabiendo que teníamos...