Joe Biden anunció un plan “sin precedentes” para ayudar al país ante la invasión rusa, que incluye armas antiaéreas y antiblindaje, además de los drones.