Sus ojos parecen dos lagunas a las que me tiraría de cabeza