Starlink ha revelado que 40 de los 49 satélites que habían lanzado el 3 de febrero terminaron fritos debido a una tormenta geomagnética.