Siempre me ha gustado esta frase!