En el Hospital General de Alicante se han aplazado intervenciones oncológicas y cardiacas