1. Si un gato te lame las manos, la cara o el cabello, tómalo como un gran cumplido: te está acicalando como a uno de los “suyos” . 2. Si un gato se acuesta boca arriba al verte significa que te tiene...