"No hay montaña más grande que el valor de alcanzar la meta, no hay problema más importante que la tranquilidad que te resta". Mi abuela siempre me decía lo mismo, con distintas palabras pero la misma...