El actual brote de viruela del mono ha sido declarado por la OMS como emergencia de salud pública de importancia internacional. Es el nivel de alerta mundial más elevado, una distinción que en la actualidad solo exhibían la covid-19 y la polio.