El cáncer supone un reto particularmente complejo para la ciencia médica, pero los avances recientes en algunos campos y en algunas tecnologías están abriendo p