Estoy seguro que quien venga al Algarve por primera vez quedará prendado de sus calas. No hay imagen más típica de esta región en el mundo que la de estas playitas de arena dorada escondida bajo altos...