Pero dimelo bebé que adivino no soy, divino si, pero adivino no.