Podía haberse conformado con ser cocinero de éxito y estrella mediática, pero no quiso. El 13 de julio José Andrés cumplía 52 años, abría nuevo restaurante en EEUU -van más de 20-