Penoso como nos tratan a los artistas.