Los propietarios de NFTs están comprando sus propios activos para aumentar su valor. Otros los compran mediante dinero obtenido ilegalmente.