Estados Unidos es el principal emisor de remesas hacia países de latinoamérica y centroamérica.