Oye tú. Si tú... Que no se te olvide que no somos más que nadie y menos que ninguno. Que, a veces, vamos por el mundo de sobrados y grandes creyendo que nuestra cabeza sobresale por encima. Que quien...