Me siento orgullosa de cada una de mis cicatrices, sobretodo, de las que no se ven. . La verdad, es que un terapeuta jamás supo dar con lo que me ocurría, así que lo mejor que hice por mí, es leer. ...