NUNCA DEJES DE AYUDAR A QUIEN LO NECESITE

Original
This publication's author has indicated that the content is his/her own.
Your avatar
by
Cuentahistorias
Your avatar
by
Cuentahistorias
NUNCA DEJES DE AYUDAR A QUIEN LO NECESITE

Un rey avaricioso y cruel ideó una batalla en las inmediaciones de Antioquia. Más de dos mil caballeros participaron en el asedio. El ejército que protegía la ciudad ideó un plan que el rey no esperaba. Los centinelas tenían preparados grandes calderos de agua hirviendo. Los caballeros del rey fueron derrotados. Muchos cadáveres fueron amontonados y aplastados por los caballos. Un caballero estaba herido y no podía moverse, muchos cadáveres estaban sobre él y pidió ayuda a su rey. -Majestad ayúdame, por favor. El rey se aproximó en su caballo. -No quiero ayudar a un caballero que es derrotado, sí está a pudrirse en el infierno. El caballero no podía moverse, simplemente quería que le ayudara a retirar los muertos que tenía encima. -Majestad, no puedes abandonarme, puedo sobrevivir. Necesito que me ayudes. El rey se fue en su caballo, acompañado por un centenar de caballeros. Uno de ellos intentó convencer al rey. -Majestad, nuestro compañero está vivo, regresemos para ayudarle. El rey decidió salir de Antioquia. -Quién ayude a un caballero herido, jamás será bien mirado en mi ejército. Quiero un ejército destructivo y bien entrenado para matar. El rey abandonó al miembro de su caballería, entre cientos de cadáveres. El caballero no tenía fuerzas y había perdido mucha sangre. Los soldados que protegían la ciudad fueron limpiando los alrededores de cadáveres , los amontonaron para después quemarlos y evitar epidemias. Varios soldados se dieron cuenta que un caballero estaba vivo, movió la mano derecha. -Necesito ayudadaaa... Por favor ayúdenmeee. El bondadoso soldado avisó al resto de sus compañeros y lo llevaron al castillo. Durante unos meses ,el caballero se fue recuperando y decidió ir en busca del rey que lo había abandonado. El rey estaba en su alcoba, era el momento de leer y dormir. El caballero llamó a la puerta. -Majestad, puedo hablar con vos? El rey aceptó. -Dónde nos hemos visto antes? No recuerdo... El caballero se acercó a su mesa, el rey estaba sentado en su sillón, quiso ponerse en pie. Pero éste le dio un gran empujón y le dijo: -Yo sí lo recuerdo... Un ataque a la ciudad de Antioquia y un caballero herido... El rey intentó coger un puñal que había sobre su mesa. El caballero fue más hábil y le asestó varias puñaladas. -Quiero que me perdones... No debería haberte abandonado -con estas palabras, el rey falleció. El caballero volvió a Antioquia y decidió vivir con las personas que confiaron en él y le salvaron la vida.

12
Historia
Relato
Lectura
0.65€
The author does not have active monetization, this is the estimated revenue this post would have generated
Donate
Cheer up, leave your comment