Una noche sin dormir, puede que sea un apreciado tiempo para mí.. Donde el arte sumergido quiere recorrer tejidos, cortinas, rugir. Una noche sin dormir… a veces me dan ganas de revivir.. Ainoa Bravo...