No somos tan distintos.