No es bueno pensar mucho