Desde hace muchos años recopilo objetos con forma fálica. Para un arquitecto un menhir, un monolito o la propia columna no dejan de ser una erección pétrea, origen de toda construcción. Algo que levantamos, pero sabemos que va a caer tarde o temprano. Un símbolo constructivo icónico que culmina con el prepotente...