El español (35 años) se eleva hacia Roland Garros, mientras el suizo (40) no sale de la enfermería y el horizonte de Nole (34) es una incógnita por la vacunación