Muy bonita reflexión y es tan rico recibir un abrazo fuerte en momentos tristes qué estemos pasando