Hubo una mujer que encajaba en el concepto de la esposa ideal que el joven príncipe Carlos buscaba, y no era Camila Parker ni Diana de Gales. De hecho, dos años antes de que contrajera matrimonio con...