Las imágenes de una díscola bola que se escapó del bombo durante el pasado sorteo de la Lotería de Navidad ha generado una ola de escepticismo hacia una de las instituciones más prestigiosas de la sociedad española.