No grites a nadie, no es bueno que grites,. habla con paciencia, no alces la voz,. los seres seguros no gritan, ni ofenden,. hasta los susurros clarito se entienden . cuando hay armonía en el corazón...