Este es mi muso. Se llama Krampi, de origen austriaco, el es húngaro-catalán.De ahí solo podía salir algo extraordinario. Mi KramPintor. Desde pequeño ha teñido obsesión por los rotus, pinceles y demá...