Más razón, menos sentir...