Ayuso había planteado la "semipresencialidad" en las aulas para los cursos superiores, pero finalmente ha optado por mantener la presencialidad.